El Pleno aprobó la decisión del Comité de Agricultura de iniciar conversaciones con el Consejo sobre las normas para garantizar una transición sin problemas de la política agrícola de la UE, a punto de expirar, a la futura.


El visto bueno para las negociaciones con los Estados miembros sobre las normas transitorias, basado en el mandato de negociación aprobado por la Comisión de Agricultura el 28 de abril, fue confirmado el viernes por 549 votos a favor, 124 en contra y 15 abstenciones. La primera reunión de los equipos de negociación del Parlamento, el Consejo y la Comisión está prevista para el 20 de mayo.

El proyecto de reglamento, el segundo de dos propuestas[1] presentadas por la Comisión Europea para garantizar una transición sin problemas a la futura Política Agrícola Común (PAC), amplía la aplicación de las normas actuales de la PAC, que expiran a finales de 2020, garantiza la continuación de los pagos a los agricultores y a los beneficiarios del desarrollo rural y proporciona previsibilidad y estabilidad al sector.

Los diputados insisten en un período de transición flexible que dure hasta dos años y rechazan todo recorte del presupuesto de la PAC. También quieren dinero fresco para financiar la reserva para la crisis agrícola y presionan para que se facilite el acceso a las compensaciones por las graves caídas de ingresos y por las pérdidas causadas por los fenómenos climáticos adversos, los brotes de enfermedades animales o vegetales o las infestaciones de plagas.

Los detalles del Informe Katainen puedes encontrarlo en la web de ASAJA, pinchando en este enlace