Thumb
El Consejo de Ministros aprobó ayer un Real Decreto que recoge la información que deberán reflejar las etiquetas de los envases de miel. La nueva normativa establece que cuando una miel se haya elaborado a partir de mieles de distinta procedencia, se deberán indicar en el etiquetado el listado de los países de origen donde se haya recolectado.


Asimismo indica que para garantizar el cumplimiento de esta nueva exigencia y su comprobación por las autoridades competentes, se exige también a los operadores que recojan, dentro de su sistema de autocontrol, las evidencias necesarias para demostrar los orígenes de las mieles empleadas en las mezclas.

Mediante esta normativa se permitirá que una miel con un 1% de miel española y un 99% de miel china pudiera ser etiquetada como “Origen: España y China”. Esta mención de origen la consideramos inaceptable ya que autoriza a los operadores a comercializar con mayor facilidad miel mezclada con un contenido desconocido y en algunos casos irrelevante de miel de origen español.

Desde ASAJA exigimos que, tal y como viene demandando todo el sector productor, se obligue a reflejar en la etiqueta:

El listado de países origen de la miel, ordenados de mayor a menor, junto con el porcentaje de miel de cada país que contiene el envase

Solo así el consumidor tendrá una información clara del origen del producto.

 
Fuente: Gregorio Juarez.  Asaja Nacional