Thumb
La organización agraria recuerda que, a diferencia de otras CCAA, La Rioja no ha transmitido ningún compromiso para complementar las medidas del Ministerio, o bien para atender algunos de los sectores que se han quedado olvidados.


 

ARAG-ASAJA ha reclamado hoy a la Consejería de Agricultura hechos sobre la sequía porque “ni el campo está en elecciones ni puede esperar más dada la situación crítica que está sufriendo”.  

A través de un escrito dirigido a la consejera, Eva Hita, la organización agraria ha utilizado la petición de información que esta semana realizaba el ministro Planas sobre el alcance de los cultivos y las zonas más afectada por la sequía en La Rioja, para recordarle que “reclame al Ministerio la relación de medidas que se han quedado fuera en el real decreto-ley sobre la sequía y que, sin embargo, fueron solicitadas por el Ejecutivo regional en consenso con los representantes de las Organizaciones Profesionales Agrarias y la Federación de Cooperativas de La Rioja (FECOAR)”.  

Unas medidas, ha señalado, “fiscales, laborales y económicas dirigidas a mejorar la financiación y liquidez de las explotaciones, así como otras más relacionadas con flexibilizaciones en el ámbito de la PAC, inversiones en explotaciones, autorizaciones viñedo… que son absolutamente imprescindibles para proteger, en la medida de lo posible, a un sector que está en un momento crítico”.  

Asimismo, la organización ha advertido a la Consejería que para poder determinar cómo se hará el reparto de las ayudas directas a los agricultores, “tenga en cuenta la evolución de los cultivos y el ganado ante un escenario que, de prolongarse la falta de lluvias, se agravará mucho más, de forma que no traslade al Ministerio una foto fija actual, sino con la previsión de los diferentes escenarios que pueden producirse hasta final de la campaña agrícola si se cumplen las predicciones meteorológicas que ya está avanzando la Agencia Estatal de Meteorología”.  
 
Para ello, ha pedido que desde la administración regional se realice un seguimiento continuo de las necesidades específicas de cada sector, comenzando por el ganado de extensivo, que ya tiene dificultades en cuanto a la disponibilidad de pasto, para contar con paja o abastecerse de agua, y siguiendo por el resto de producciones en las que ha destacado al sector del champiñón como uno de los sectores más afectados por las mermas de producción que también se van a dar en la paja.  

Por otro lado, ARAG-ASAJA ha reclamado a Agricultura “un compromiso bien para complementar las medidas del Ministerio, o bien para atender algunos de los sectores que se han quedado olvidados, para lo cual entiende “debe servir de base el documento de medidas que fue consensuado por el sector riojano”.  

Cabe recordar que ARAG-ASAJA tachó de “insuficientes e incompletas por su contenido y alcance” las medidas aprobadas por el Consejo de ministros ya que, tras conocer la letra pequeña del Real Decreto que se ha publicado en el BOE, “dejan atrás a sectores muy importantes en La Rioja”.  

En concreto, la organización advirtió que una de las principales medidas, la compensación para paliar las pérdidas por la sequía, se condicionan a los futuros beneficiarios de la PAC 2023 cuando todos sabemos que uno de los sectores más gravemente afectados por la sequía son los de hortalizas y frutales de regadío que en un 90% no cobran estas ayudas y por lo tanto se van a quedar fuera, como pasó con el tema de los fertilizantes”.  

Por todo ello, han insistido en reclamar “que se apoye de forma prioritaria a las hortícolas, como al cereal de regadío, y los frutales que no van a ver compensadas sus pérdidas por el seguro agrario y que, en este caso, además, requieren de compensaciones para soportar la campaña no solo por las pérdidas de producción sino incluso por la propia pérdida de la plantación en el caso de los frutales, si la situación de sequía se prolonga”, han concluido.  

 


Fuente: Asaja Rioja ARAG