Thumb
Asaja reivindicó el papel del sector agrario y ganadero como motor de la recuperación económica y social de Castilla y León tras el impacto de la pandemia, en el marco de los encuentros que está celebrando con los agentes sociales el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, para preparar la próxima Conferencia de Presidentes autonómicos.


En el encuentro celebrado en Presidencia, la OPA estuvo representada por el secretario general, José Antonio Turrado, y la gerente de la organización regional, Nuria Ruiz Corral. Para José Antonio Turrado, la conferencia de presidentes se produce “en un momento clave para el sector, tanto porque está por determinar el destino de importantes fondos de recuperación europeos, como porque en estos momentos se está cerrando el futuro plan estratégico nacional para la PAC, que tal como se está planteando supone un golpe muy grave al modelo de agricultura profesional de Castilla y León, que es el que ha situado a nuestra comunidad autónoma como pilar fundamental de la producción de alimentos de calidad en España y Europa”.

Respecto a los fondos de recuperación, la percepción de ASAJA es que “no se está poniendo el foco en el sector agroganadero , y mucho nos tememos que esas partidas acaben dedicadas a proyectos de cara a la galería y con poco vínculo rural que sean pan para hoy y hambre para mañana, como la fiebre actual con los macroparques solares”, lamentó Turrado. También preocupa en el reparto de fondos que haya un sesgo por territorios, “y que se dé prioridad por intereses políticos a otras partes en las que predominan otros cultivos y otros modelos productivos que no son los de Castilla y León”.

El responsable de ASAJA planteó al presidente de la Junta otros temas vitales para el sector, como es el deficiente funcionamiento de la cadena alimentaria, con un reparto totalmente injusto y desigual de los beneficios a favor de industria y distribución, sangrante en casos como el del sector lácteo, y más en el marco actual inflacionista y de encarecimiento de las materias primas y energía que se necesitan para producir.

También subrayó la preocupación del sector por el próximo Plan Hidrológico de la Cuenca del Duero, que apunta reducciones muy importantes en la superficie de regadío, y muy especialmente por el “acoso sistemático que los profesionales del campo estamos soportando por parte de algunos lobbies muy protegidos por el actual Gobierno, y que continuamente están dañando la imagen de los agricultores y ganaderos desde posiciones ideológicas”.

Fuente: Asaja Castilla y León

Thumb