Thumb
La organización agraria ASAJA de León se ha dirigido hoy a la Delegada de la Junta en provincia, Ester Muñoz, pidiéndole una reunión urgente para abordar la problemática del repunte de la enfermedad de la tuberculosis bovina, repunte del que la organización agraria tiene conocimiento por las noticias de prensa y por la información que recibe de los ganaderos.


Asaja recuerda que la última información oficial sobre saneamiento ganadero es del 19 de abril, donde se dio a conocer que León había tenido prevalencia cero en 2021 y que por lo tanto se iniciaban los trámites para declara a la provincia como  oficialmente indemne a dicha enfermedad. En los últimos días han saltado noticias de rebaños con animales positivos y noticias de cambios en los protocolos, unos cambios que nadie ha explicado si responden a planteamientos técnicos o políticos, y si están o no avalados por las autoridades nacionales y europeas.

En medio de este revés en la sanidad de la cabaña ganadera leonesa, ASAJA pone de manifiesto la anomalía de que en el organigrama de altos cargos de la Junta de Castilla y León no se haya nombrado al Director General de Producción Agropecuaria, que es el competente en esta materia, y que desde la pasada semana no haya una dirección ejecutiva de la campaña de saneamiento al haber dimitido la Jefa de Servicio de Sanidad Animal.

ASAJA de León ha recordado que fue esta organización la que hace años comenzó a vincular la sanidad animal con los problemas sanitarios de la fauna salvaje. Fruto de esa existencia de la organización agraria, la Junta de Castilla y León publicó la Orden AYG/1535/2010, por la que se aprobaba el Programa de Vigilancia Sanitaria Permanente de la Fauna Silvestre, y posteriormente el Estado publicó el Plan Nacional de Vigilancia de la Fauna Silvestre, y el Plan de Actuación sobre Tuberculosis en Especies Silvestres (PATUBES).

Dado que ahora la Junta sí reconoce el papel determinante de la fauna salvaje en la difusión de la tuberculosis bovina, y habiendo una prevalencia en dichas especies silvestres en la Montaña de Riaño del 5,73%, ASAJA ha pedido a la Delegada que se aborde el problema de la sanidad animal con la presencia de representantes de las consejerías de Medio Ambiente y de Agricultura y Ganadería.

Para ASAJA la sanidad animal es una de las medidas más importantes de política agraria, por ello lleva décadas reclamando programas de actuación claros avalados por la ciencia veterinaria, medios humanos y económicos para abordar las campañas oficiales, e  indemnizaciones justas a los ganaderos para afrontar los sacrificio obligatorios y reponer de nuevo la cabaña. El excelente estatus sanitario que a día de hoy tiene la cabaña ganadera leonesa, fruto del esfuerzo de los propios ganaderos y de las administraciones públicas, el es mejor e imprescindible pasaporte para la internacionalización de nuestros productos, por lo que no se puede admitir un retroceso bajo pretexto alguno.


Fuente: Asaja de León