Thumb
Tras abordar el tema en el Consejo Agrario de Catilla-La Mancha celebrado ayer, la organización agraria recuerda los compromisos adquiridos por el Gobierno regional en materia de agua.


Asaja Castilla-La Mancha ha demandado que se prioricen las infraestructuras de regadío en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía española, ya que la gestión del agua y sus infraestructuras es una de las líneas a las que van dirigidos los fondos del Plan.

Tal y como informó la Consejería de Agricultura durante la celebración del Consejo Agrario de Castilla-La Mancha de ayer, será el Ministerio de Agricultura en colaboración con la Sociedad Mercantil Estatal de Infraestructuras Agrarias (SEIASA) el encargado de efectuar las obras de modernización y consolidación de regadíos.

El proyecto de Castilla-La Mancha contempla actuaciones en las zonas incluidas en la Inversión Territorial Integrada (ITI) y en las zonas prioritarias como pueden ser, la mejora del regadío existente, ahorro energético y de agua que contribuyan a la fijación de la población.

Por ello, el secretario general de la organización agraria, José María Fresneda, ha explicado que “estos fondos deben priorizar los compromisos que el Gobierno regional lleva años planteando y que, por falta de voluntad, no solo no se han materializado, sino que además solamente han servido como tema recurrente para hacer política”.

Además, ha señalado que “hay una deuda pendiente en materia de agua con Castilla-La Mancha, por lo que también se requiere la creación de nuevos regadíos para que nuestros agricultores puedan competir en igualdad de condiciones que los del resto del territorio nacional”.

En este sentido, tal como acordó la última Sectorial del Agua, ASAJA CLM trasladará al Gobierno regional las actuaciones más necesarias para el desarrollo de la agricultura porque, como explica Fresneda, “el sector agroalimentario es un sector estratégico que debe representar un papel fundamental en la recuperación de la crisis, además de que es la mejor garantía para fijar población en las zonas despobladas, que es uno de los principales objetivos del Plan”.

Entre las infraestructuras que la organización agraria ha planteado, se encuentra la conexión del embalse de Beleña con el de Alcorlo, en Guadalajara, el desarrollo de los regadíos sociales de La Manchuela, en Albacete y Cuenca, o los de Campo de Montiel, en Ciudad Real.

Igualmente, ASAJA CLM ha priorizado las obras de la Tubería Manchega, la sustitución de bombeos en el Júcar o la mejora de las infraestructuras del Tajo, todas ellas, actuaciones comprometidas por el Gobierno regional.

Por último, la organización agraria ha informado de que con los fondos europeos se establecerán algunas ayudas de interés para el sector agrario, canalizadas a través del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, así como otras medidas en las que está trabajando el Ministerio de Agricultura.

Sobre las primeras, en los próximos meses Castilla-La Mancha publicará la convocatoria de acuerdo al Real Decreto 149/2021, de 9 de marzo, por el que se regula el programa de ayudas para la realización de actuaciones de eficiencia energética en explotaciones agropecuarias y se acuerda la concesión directa de las ayudas de este programa a las comunidades autónomas.

Y sobre las segundas, tal y como se explicó en el Consejo Agrario, el Ministerio de Agricultura está trabajando en medidas relacionadas con los residuos ganaderos, la producción de hortalizas y flores ornamentales, setas y champiñones, los equipos de precisión y un uso eficiente de los recursos y las energías renovables.

 

Fuente: Asaja Castilla la Mancha