Thumb
Jóvenes Agricultores ASAJA Alicante denuncia que la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, sigue en su empeño de incumplir la ley y de promover la inseguridad hídrica en el Levante, después de que haya llevado a cabo una segunda vuelta en la votación con los miembros del Consejo Nacional del Agua para modificar vía decreto las reglas de explotación del Trasvase Tajo-Segura.




La medida se ha saldado con menos apoyos que en la primera votación por parte de este organismo consultivo, pero siguen ganando las respuestas que respaldan al Ministerio, debido a la composición del organismo que es la Mesa del Agua, donde el 80% de sus miembros son cargos políticos y agrupaciones ecologistas afines a Transición Ecológica, que nada conocen ni tienen que ver con la realidad del campo y la huerta y, mucho menos, con los regadíos del Levante. ASAJA asegura que continuarán las movilizaciones en defensa del Acueducto. 


La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha vuelto a hacer caso omiso al descontento y las protestas del Levante español en contra de la modificación de las reglas de explotación del Trasvase Tajo-Segura, con las que pretende reducir de 38 a 27 los hectómetros cúbicos trasvasables mensualmente cuando las reservas de la cabecera del Tajo se encuentran en el Nivel 2 de normalidad hidrológica. 

Así las cosas, y en un momento de rechazo social tajante ante la medida que pretende modificar la Ley del Memorándum del 2014 de Trasvase, como hemos podido ver en las movilizaciones de las últimas semanas en las provincias de Alicante, Murcia y Almería, Teresa Ribera sigue en su objetivo de dar carpetazo limpio a los envíos de agua con la realización de una segunda consulta con votación a los miembros del Consejo Nacional del Agua para modificar vía decreto las reglas de explotación del Tajo-Segura. Una votación que, aunque con menos apoyos que en la primera, vuelve a respaldar al Ministerio.  

“Desde Jóvenes Agricultores ASAJA Alicante consideramos esta votación una caza de brujas orquestada por la Ministra para la Transición Ecológica para contentar las reivindicaciones de su compañero de partido y presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, donde celebran y aplauden esta decisión en detrimento de los más de tres millones de personas del Levante que consumen agua y que dependen social y económicamente del Trasvase ”, afirma el presidente de ASAJA Alicante, Eladio Aniorte, que también asegura que “esta votación no tiene ningún tipo de validez, porque los regantes apenas tienen representación en la Mesa del Agua, donde la mayoría de los componentes son políticos afines al Gobierno Central, como miembros del propio Ministerio, directores generales, presidentes de confederaciones hidrográficas, representantes de ministerios, consejeros de comunidades autónomas de todas las partes de España, hasta de las Islas Canarias o Baleares…., por lo que el resultado de dicha votación lo sabíamos desde el principio, está orquestado y, una vez más, se demuestra que no se mueven bajo ninguna base técnica, sino política y partidista. Lo que quieren derogar se consiguió por consenso de las comunidades autónomas implicadas y el Gobierno Central, por tanto, si pretenden cambiarlo, hay que hacerlo por el mismo sistema”, denuncia. 

Asimismo, desde ASAJA reiteramos que la nueva hoja de ruta del Trasvase presentada por la ministra no tiene sentido llevarse a cabo con anterioridad a las nuevas planificaciones hidrológicas de las cuencas españolas, entre ellas la que afecta al río Tajo, por la que podrían incrementarse los caudales ecológicos a su paso por Aranjuez y, con ello, reducir la cantidad de agua que se desembalsa anualmente hasta el Segura a través del trasvase. “Mucho nos tememos que la modificación de las reglas de explotación actuales no se debe, como quieren hacer ver a la sociedad, a un problema medioambiental, ni de cuestión técnica, sino que responden a un compromiso político de la vicepresidenta Teresa Ribera para compensar y contentar a los pueblos ribereños manchegos y actores implicados por en sus deplorables políticas hidrológicas”, asevera Aniorte.

Las movilizaciones continúan

Por su puesto, y ahora con más motivo, las movilizaciones y actos de protestas en contra del cambio de reglas continúan su curso. Así, mañana, 6 de mayo, está prevista una concentración en las puertas de la Delegación del Gobierno en Murcia; el próximo día 15 de mayo habrá tractoradas y marchas en corche en diversos municipios de la provincia, como Elche y Orihuela y en simultaneidad con otras localidades de Murcia y Almería; y el 24 de mayo los regantes se trasladarán a Madrid con sus vehículos en una gran marcha en coche hasta el centro de la capital. 




Fuente: Asaja Alicante