Thumb
La organización agraria hace un llamamiento a todos los productores y consumidores de la provincia a participar en la protesta en defensa del sector primario de Alicante ante la Subdelegación del Gobierno. Contra la cancelación de los trasvases, por la solidaridad entre regiones, por unos precios justos, por el cumplimiento de las leyes y por condiciones fiscales que permitan un futuro para el sector más esencial, la producción de alimentos


"Están en juego más de 3.000 millones de PIB, la conservación de nuestro paisaje, la calidad de nuestra alimentación y gastronomía y el futuro de nuestros pueblos. Defender el campo es defender tu tierra", afirma el presidente de ASAJA Alicante, José Vicente Andreu.

ASAJA Alicante y las comunidades de regantes que promueven la protesta en defensa del sector primario contra una coyuntura que está condenando el futuro del campo hacen un llamamiento a todo el sector y a la propia ciudadanía para apoyar la concentración del martes 17 de mayo.

La organización estima que “lo que está en juego no es sólo si beberemos y regaremos con agua natural o agua fabricada con desaladora, sino la supervivencia de todo el entorno rural de la provincia”, en palabras de su presidente, José Vicente Andreu. El recorte del trasvase Tajo-Segura, la incertidumbre sobre el Júcar-Vinalopó, la venta a pérdidas que forzosamente se produce cada día que no se pone en marcha la Ley de Cadena Alimentaria, la falta de medidas efectivas contra la inflación y la escalada de precios de productos fitosanitarios y la brutal presión fiscal que se ejerce contra los productores ha llevado al campo a una “situación límite” que “puede vaciar nuestros campos y nuestros pueblos para que los compren los grandes fondos de inversión a precio de saldo”.

Por todas estas razones, Andreu considera que la crisis de la agricultura es sólo el anticipo de otra crisis más que sufrirán todos los alicantinos y españoles. “La huerta de Europa depende exclusivamente del trasvase Tajo-Segura. Aporta más de 3.000 millones cada año al PIB nacional, el 0,2% de todo lo que se genera en España en un año, y genera 70.000 puestos de trabajos directos e indirectos en las tres regiones que ahora deberán comprar ese agua diez veces más cara y con peor calidad”, afirma Andreu. “Es el interés de todos que sigamos aportando a la hucha común y que esas decenas de miles de familias sigan manteniendo vivo nuestro entorno rural”.

Andreu invita a estar en La Montañeta el 17 de mayo a todos aquellos que compartan la preocupación por la agricultura y la ganadería sin distinción ideológica alguna. “Las decisiones que nos afectan son políticas, pero el apoyo que necesitamos es ciudadano. Tenemos que decirle al Gobierno alto y claro que con el futuro de nuestra tierra no se juega". “Quien no sepa ver lo que está en juego, quien se deje manipular por mensajes sectarios de cualquier dirección, no está entendiendo que el campo no tiene ideología alguna, que es de todos y que puede quedar sentenciado si se impone el fundamentalismo en el que está instalado el Gobierno de España, obsesionado con destruir lo que ya existe y con promover la muerte lenta del sector primario en nuestro territorio. El Gobierno no puede dejar en la estacada a decenas de miles de personas y abocar a la ruina a todo el sureste del país”, afirma el dirigente agrario.

La concentración tendrá lugar el próximo martes 17 a las 11 de la mañana frente a la Subdelegación del Gobierno en Alicante, en la Plaza de la Montañeta. ASAJA Alicante ha organizado salidas en autobús desde distintos puntos de la provincia. Los interesados en asistir pueden informarse en el 965 123 201

Fuente: Asaja Alicante

Thumb