Thumb
Los presidentes de Asaja-Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, y de Caja Rural del Sur y su Fundación, José Luis García-Palacios Álvarez, respectivamente, han renovado el convenio de colaboración que a lo largo de los últimos años vienen manteniendo, con el fin de contribuir a dinamizar y actualizar al amplio y variado sector agrario y ganadero cordobés.

 

   El objetivo del acuerdo es impulsar la labor iniciada en años anteriores, en el desarrollo de un amplio programa de actividades de diverso tipo, llevadas a cabo por Asaja-Córdoba, cuya principal finalidad es el fomento de la agricultura, la ganadería y sector forestal y cinegético de la provincia de Córdoba.

   El presidente de la Fundación Caja Rural del Sur subrayó que “de este modo, ambas organizaciones siguen aunando esfuerzos en unos años que, si en el conjunto de la sociedad están siendo difíciles para todos por las tremendas repercusiones del COVID, también lo es para todo el campo que se ha mantenido activo en todo momento en su actividad diaria para evitar cualquier desabastecimiento en la cadena alimentaria del país".  Mediante este acuerdo, se “busca apoyar todas las mejoras del ámbito agrario y de sus profesionales para que pueda mantener su competitividad y la presencia no sólo en el mercado interior sino también en el exterior, como lo vienen acreditando las cifras de las exportaciones en los últimos años”.

   Por su parte, el presidente de Asaja Córdoba reconoció las dificultades de estos casi dos años que ahora se cumplen y, además de alabar la profesionalidad y el esfuerzo de todo el sector, también agradeció la estrecha vinculación con Caja Rural del Sur y la proximidad y cercanía que en estos meses difíciles se ha mantenido desde la entidad y sus profesionales con todos los productores de la provincia y la cadena comercializadora. “Siguen abiertos -insistió- temas que venimos arrastrando como la nueva reforma de la PAC, la globalización de los mercados, los problemas de sanidad vegetal y bienestar animal, la necesaria adaptación de los cultivos al cambio climático, la fiscalidad agraria, el relevo generacional, la incorporación y generalización de las nuevas tecnologías en el mundo rural, así como la búsqueda de apoyos para cultivos estratégicos o alternativos”. Estos son algunos de los retos que “configuran un escenario cambiante en el que se requiere de una readaptación continua de las explotaciones agrícolas y ganaderas”.

   “Para superar esta coyuntura -concluyó- el contar con alguien al lado, como Caja Rural del Sur, es importante para dotar de estabilidad al sector agrario y reforzar la percepción positiva que gran parte de la sociedad tiene de los agricultores, los ganaderos y el mundo rural, porque constituye un sector básico para generar empleo y dinamizar la economía”. 

   En el objetivo de contribuir a superar estos hándicaps, se enmarca la renovación del acuerdo por el que ambas entidades colaborarán activamente en el fomento de una agricultura más productiva y en la organización de actos, foros y eventos de interés para el sector agrario. El acuerdo alcanzado también incluye labores para impulsar la formación e investigación en este sector, así como condiciones financieras especiales para los socios de Asaja Córdoba.


Fuente: Asaja Córdoba

Thumb