Thumb
Las organizaciones agrarias rechazan la decisión de la Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y de la Biodiversidad y piden el cese inmediato de la ministra Teresa Ribera






Las organizaciones profesionales agrarias con representatividad en la provincia de Salamanca, ASAJA, COAG y UPA, expresan su más profundo malestar y rechazo a la decisión adoptada por la Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y de la Biodiversidad. Las OPA se oponen así al error que supondría la orden ministerial que pretende considerar al lobo ibérico como especie no cinegética.


Este acuerdo promovido desde el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) plantea serias dudas sobre su meditación y supone un ataque frontal al modo de vida de la ganadería extensiva de la provincia salmantina.

“Es indignante que el Ministerio del ‘reto demográfico’, que debería evitar el despoblamiento del medio rural, tome decisiones encaminadas a hacer la vida imposible a los habitantes del medio rural o a aquellos que pretenden vivir en él y que deciden, con mucho, esfuerzo vivir en nuestros pueblos”, sentencian las organizaciones agrarias.

“Esta medida, poco meditada, lo único que va a provocar es una explosión demográfica del lobo (especie en clara expansión durante los últimos 40 años) e implantación en zonas de nuestra cabaña ganadera extensiva”, aseguran. “Se repetirían así sucesos bien conocidos, ya que cada vez que uno o dos lobos llegan a estas zonas producen innumerables ataques, matan cientos de animales hasta que por parte de los responsables de la Junta de Castilla y León son eliminados”. Las organizaciones agrarias atestiguan que de no controlarse la población de lobos al norte del río Duero, llegarán a la provincia salmantina cada vez más ejemplares que continuarían con los daños a la ganadería.

En los últimos años, ha descendido desmesuradamente el número de ganaderos de ovino ya que, debido a las bajas en ovejas que han sufrido por los ataques, se han visto avocados a la desaparición por no poder continuar con su medio de vida y trabajo.

“Sabemos que esta medida ha sido tomada unilateralmente por una parte del Gobierno (el Miteco) ya que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación se ha posicionado claramente en contra. Al frente del Miteco, Pedro Sánchez puso a una ministra con una muy mal entendida ecología, puesto da la impresión de que entiende el mantenimiento del medio rural sin la existencia agricultores y ganaderos. Ante este hecho, las tres organizaciones profesionales agrarias entendemos que Teresa Ribera no debe ser nuestra ministra”. Piden así que la ministra debe ser cesada de inmediato y proponen que se busque a una persona que defienda a los habitantes de los pueblos y que luche realmente contra el despoblamiento para liderar el Ministerio de la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

ASAJA, COAG y UPA entienden que el ganadero de extensivo es el que debe ser protegido, para que no desaparezca de los pueblos y es parte esencial de la cadena alimentaria; y con él se siga manteniendo el medio rural. “No se pueden acordar de los ganaderos y agricultores sólo cuando se necesiten alimentos en los lineales de los supermercados”, zanjan.

Las organizaciones profesionales agrarias de Salamanca, ASAJA, COAG Y UPA, entienden la problemática de la pandemia por la COVID-19 y rehúsan las reivindicaciones y manifestaciones en las calles en estos momentos. Sin embargo, advierten: “O se revierte la decisión de la Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, o movilizaremos al sector para defender nuestro medio de vida, ya que de una forma irresponsable nos lo quieren arrebatar”.