Thumb
La situación afecta de forma más dura a pepino, calabacín y berenjena que son los productos que muestran los precios más bajos de la pizarra.



Desde Asaja queremos mostrar nuestra preocupación por la caída de precios de las últimas semanas, que se ha acentuado especialmente en ésta, afectando de forma generalizada a todos los productos y particularmente a pepino, calabacín y berenjena, cuyos precios medios se sitúan incluso por debajo de los que tenían el año pasado en esta misma semana.

En el caso del pepino tipo Almería, que es el que se ha hundido totalmente, su precio está actualmente rondando los 16 céntimos, de hecho sólo en tres días ha caído un 48%, según datos de ASAJA-Almería.  Calabacín  es otro de los productos que está pasando un mal momento, la caída esta semana es de un 31%, cotiza por debajo de los 30 céntimos y en lo que llevamos de mes ha caído un 46%, de hecho, su precio es un 57% inferior al que tenía el año pasado.

La berenjena es el tercer producto más afectado en esta tendencia a la baja, y de hecho desde el inicio de semana su precio ha caído un 35%, y también cotiza por debajo de los 30 céntimos. Si lo comparamos con el año pasado, además el precio es un 19% inferior.

Más allá de estos tres productos que son los que peores precios tienen en estos momentos, también preocupa la evolución de tomate,  cuyo precio en este mes de noviembre ha caído un 9%, y sólo esta semana ha caído un 50% en el tipo suelto, un 36% en el rama y un 25% el pera, con unos precios que están por debajo de los costes ya que rondan los 42 céntimos. En el caso del pimiento cuyo precio en las últimas semanas se ha venido manteniendo, también cae esta semana un 19% en la variedad California y un 29% en el Lamuyo.

Recordamos que está a punto de cumplirse un año desde la gran movilización del sector hortícola y que observamos con preocupación cómo las pizarras no han aguantado más y han acabado hundiéndose. “La situación se viene observando en las últimas semanas, pero la caída de estos dos o tres últimos días ha sido muy dura”, señala Antonio Navarro, Presidente de ASAJA. Así la situación desde ASAJA mostramos nuestra preocupación por la llegada de una crisis justo en el momento en el que más esfuerzo se exige al sector, con restricciones en toda Europa y cuando la cadena no debe parar.

Desde ASAJA insistimos y volvemos a exigir medidas eficaces encaminadas a solucionar un problema estructural de un sector esencial, y que, aprovechando la modificación de la Ley de la Cadena, deben ponerse en marcha como son el incremento de controles de los productos que llegan a nuestras fronteras para garantizar que se cumplen los acuerdos y los cupos, así como la revisión y el control del pago de aranceles, y por supuesto la mejora de los mecanismos de gestión de crisis y retiradas de producto, de forma que puedan ser rápidos y aplicables a todos los modelos de comercialización y coordinados para poder ser efectivos.

Por otro lado, es necesario que se siga trabajando en la apertura de nuevos mercados, en la recuperación de algunos como el ruso y en minimizar el impacto del Brexit, consiguiendo un Acuerdo lo antes posible, dada la importancia que este mercado tiene para la provincia.

Mientras tanto,  a quienes tienen en su mano la posibilidad de regular los mercados, que son las organizaciones de productores (OPFH) y su asociación, es necesario que se articulen y coordinen retiradas, pues hay productos como pepino que se están vendiendo por debajo del precio de retirada si es que el problema en estos momentos es que existe un excedente de producción.


Fuente: Asaja Almería