Thumb
KFAST (Kubota Fede Autonomous Spraying Technology) es un concepto de atomizador autónomo para cultivos especiales diseñado para cumplir con las regulaciones de la UE y los objetivos del Pacto Verde.

El concepto KFAST, Kubota Fede Autonomous Spraying Technology, ha sido premiado como Novedad Técnica en FIMA 2024, encuentro mundial de referencia del sector de la maquinaria agrícola para cultivos especiales. Este concepto de tecnología, desarrollada conjuntamente por Fede y Kubota, se distingue por ser un robot autónomo de pulverización para cultivos especiales preparado para cumplir con las regulaciones de la UE y los objetivos del Pacto Verde.

El concepto de robot KFAST aplica tratamientos fitosanitarios de forma autónoma pudiendo ser también guiado por control remoto. Su diseño y tracción 4×4 de nuevo desarrollo facilitan un movimiento fluido, exactitud en el giro y posicionamiento en las calles más estrechas de los campos de cultivos especiales. Este atomizador autónomo de gran capacidad puede ser equipado con distintos grupos de aire para adaptarse a las necesidades de las plantaciones.

Los tratamientos en curso se supervisan visualizándolos en la Specialty Crops Platform (SCP), herramienta digital de gestión agronómica de Fede.  Además, KFAST envía alertas en caso de incidencia o parámetro fuera de rango, incluyendo la detección de finalización del tanque de pulverización y depósito de gasoil para regresar de forma autónoma a la estación para su llenado. Una vez finalizado el tratamiento, todos los datos quedan registrados ofreciendo así trazabilidad real y la información necesaria para generar el cuaderno de campo digital.

KFAST aumentará significativamente la productividad y eficiencia del trabajo en el campo, ya que un solo operario puede gestionar cuatro equipos a la vez y habilita la ejecución nocturna de las tareas en las plantaciones. De este modo, se presenta como una solución para la problemática de la falta de mano de obra agrícola, favoreciendo a su vez el relevo generacional en el sector agrícola. A ello se suman la mejora de la seguridad laboral al eliminar los riesgos de siniestro y reducir drásticamente la exposición ocupacional a los plaguicidas.