Thumb
Una nueva edición de Agritechnica tuvo lugar en Hannover. Esta feria, dada su magnitud, fue todo un acontecimiento. Se trata de la mayor de Europa en materia de agricultura, una cita ineludible para marcas como Ovlac. Este fabricante, especializado en maquinaria para trabajo de suelo, llevó una selección de sus productos más emblemáticos. Todos ellos lucieron en el gran escaparate que supone dicha feria. Así lo demuestra el gran número de visitas que recibió su stand y los muchos contactos realizados.


Durante el evento, el personal de Ovlac estuvo acompañado por el equipo de Farm Implement, su distribuidor en Dinamarca, Noruega y Finlandia; Marius, su comercial en Rumanía, y Nick, su comercial en Reino Unido e Irlanda. 

 

Entre los modelos expuestos por Ovlac destacó el XPHV-6-OL. Se trata de un XPerience, un arado reversible suspendido que lleva un eje súper robusto con hueco para el paso de latiguillos. Está hecho de una sola pieza en acero de alto límite elástico (HEL), lo que garantiza su rendimiento y durabilidad sobre cualquier terreno. Incorpora un sistema de paralelogramo que permite una regulación suave y sencilla desde la cabina del tractor, incluso en marcha. Además, puede trabajar dentro y fuera de surco. Hay que destacar su horquilla sobredimensionada con 2 cilindros: uno controla la anchura del primer cuerpo; el otro se encarga de cerrar el arado para poder voltearlo. Su gran aportación radica en una menor compactación del terreno. También se presentó el XPHV-5-130, que incluye el sistema Varilabor. Este sistema permite cambiar la anchura de trabajo de cada cuerpo entre 30 y 55 centímetros hidráulicamente desde la cabina. Su sistema de Memoria Automático permite retraer el primer cuerpo a su mínima anchura para un volteo suave, además, evita golpear el suelo con la cola. Está diseñado para adaptarse a potencias medias y altas. 

 

Otro modelo que sorprendió fue el Mini NH-9+1 con rueda hidráulica. El Mini ha sido diseñado específicamente como arado superficial para poder gestionar grandes volúmenes de residuo a poca profundidad (entre 8 y 20 cm). Aúna las ventajas del arado tradicional y del mínimo laboreo. En este sentido, hay que decir que el laboreo tradicional de volteo constituye el mejor y más sostenible método de control de plagas. Es un arado ligero, simple y robusto. Aporta grandes ventajas, como el trabajo fuera de surco, lo que evita la compactación del fondo de labor. Un rasgo diferencial de los arados de Ovlac es el enganche, que puede ser fijo u oscilante, por cierto, con este último se consigue una regulación automática de la línea de tiro y la deriva lateral del arado, de manera que se mantiene la línea recta durante el laboreo. 

 

El Versatill 3-13 P dejó su impronta. Es un cultivador polivalente de gran capacidad, en 2 y 3 filas, que permite hacer 3 labores distintas con un único apero: una labor superficial de cultivo, una labor de mezclado en profundidad y una labor chisel. ¡Brillante! Este cultivador dispone del Sistema Non-Stop Hidro, que le permite adaptarse a las distintas condiciones del terreno regulando la presión. El brazo siempre está en posición correcta de trabajo, se produce un menor desgaste de las articulaciones y el bastidor está protegido ante los sobreesfuerzos.  

 

El XLander 3-22 también reclamó la atención. Incorpora un sistema de seguridad basado en elastómeros de caucho, que evita las holguras producidas por el desgaste de los elementos móviles, así como los ruidos. Además, no necesita mantenimiento y sus prestaciones son muy superiores en comparación a los sistemas de muelle. Después de más de 2.000 unidades vendidas, ha evolucionado conforme a la experiencia acumulada. Su construcción se basa en un chasis muy robusto con un potente bastidor central. Las articulaciones, giros y elementos clave están fabricados en acero de alto límite elástico. Todas las versiones del XLander se pueden equipar con una gran variedad de rodillos y rastras de púas. 

 

Por último, la Maxidisc II 400P. Es una grada rápida muy robusta, que tiene un diseño compacto y diáfano. Destaca por su gran flexibilidad para trabajar en todo tipo de terrenos y sobre cualquier cultivo, sin que el volumen de residuo suponga un lastre. Según las condiciones que requiera el trabajo, este apero se puede equipar con discos de 20” (510 mm) o de 24” (610 mm) para llegar a profundidades de entre 5 y 15 cm. Dichos discos van montados sobre brazos independientes, por lo que se pueden adaptar perfectamente a los desniveles del terreno, de manera que sólo ceden ante los obstáculos los discos que se encuentran con ellos. Además, la Maxidisc está dotada de seguridad Non Stop a base elastómeros de 40 mm, los cuales aseguran una suspensión sin holguras y sin necesidad de engrase.  

 

Ovlac es un fabricante que pone el foco en la calidad. Por eso lució en un escaparate tan relevante como Agritechnica, donde la exigencia es máxima. Sus innovadores modelos despertaron el interés y también respondieron a las expectativas. 

Thumb