Después de un año sin acuerdo con los sindicatos, pedirá a las empresas que lo activen a partir del 1 de enero 2020, que incluye el aumento a ocho horas al día de jornada laboral en vez de las 6,30 horas actuales


En concreto, este organismo ha dado luz verde a que se pueda almacenar un total de 3.650 toneladas de aceite de oliva, pero esto solo representa el 3% de las peticiones que se habían realizado desde nuestro país, que ascendían a 113.000 toneladas.

Además de una cantidad “vergonzosa” Metidieri también ha puesto el acento en la valoración económica, puesto que el precio máximo para este aceite es de de 0,83 euros por tonelada y día por un total de 180 días, lo que es totalmente irrisorio.

Esta autorización realizada por Bruselas además de ser insuficiente no subsanará el problema de fondo, como es el desplome en los precios, porque existe exceso de producción y de stock. El almacenamiento autorizado está muy por debajo de la demanda, ha lamentado el dirigente agrario.

Para Metidieri uno de los males endémicos del campo es el de los bajos precios, algo que se puede acrecentar en el aceite de oliva con esta decisión de Bruselas y que está poniendo contra las cuerdas a un sector, sobre todo el del olivar tradicional que necesita de soluciones claras para garantizar su viabilidad.

Por último, el dirigente agrario ha recordado que la cosecha de este año, que está comenzando, está arrojando resultados peores de lo previsto, según las primeras estimaciones.

Fuente: Asaja Extremadura