Esas limitaciones, perjudican seriamente al medio rural y al sector agrario en particular, ponen en peligro la viabilidad de las explotaciones y suponen un atentado a la libre competencias.

 

Con la entrada en vigor del Real Decreto 706/2017, de 7 de julio,  los agricultores extremeños no podrán llenar el depósito del tractor al limitar el Gobierno Central la cantidad de repostaje a 70 litros en un tiempo máximo de tres minutos.

APAG EXTREMADURA ASAJA considera absurda esta media que va en contra de los intereses de los agricultores y ganaderos y es una traba más que nos pone la administración para que podamos desarrollar nuestro trabajo,  esto supone una pérdida de tiempo porque nos obligará a ir a repostar  más veces y una pérdida de tiempo.

Nos preguntamos a quién beneficia estas medidas, porque a los agricultores y ganaderos desde luego que no, y la excusa de medidas de seguridad, que ya se han adoptado, o las excusas de reducir la contaminación se cae por sí sola porque nos obligan a ir más veces a repostar y por tanto más realizas mas viajes  con el coste en carburante y tiempo que eso supone.

Esta medida va en contra de la política de ahorros de coste que suponen para los agricultores el poder  repostar en las  gasolineras y  surtidores instalados en las cooperativas.

Difícilmente se puede entender que se fomente la concentración de la oferta y se incentive las agrupaciones de cooperativas desde el Ministerio con el fin de conseguir reducir el coste de los insumos y a su vez dictar normas que frenen el bue desarrollo de las cooperativas o asociaciones, perjudicando el servicio y precio a los agricultores y favoreciendo otro tipo de intereses bien distinto.

Desde APAG EXTREMADURA ASAJA  exigimos la retirada de este Real Decreto y se posibilite que las cooperativas puedan suministrar gasóleo B a sus socios como se hace en cualquier gasolinera, permitiendo y favoreciendo la libre competencia  y no perjudicando a un sector que bastante tiene con sobrevivir,   por el bien del campo y del medio rural.